Cuáles son los tipos de acné

El acné es una enfermedad de la piel que ocurre en la mayoría de los casos debido a cambios hormonales, como la adolescencia o el embarazo, el estrés o como consecuencia de cambios en la alimentación que incluyen una dieta alta en grasas.

Al abrirse los folículos de la piel aumenta la proliferación de bacterias que dan lugar a la aparición de granitos, puntos negros y espinillas. 

Existen varios tipos de acné y cada uno tiene sus particularidades y características. Definir la tipología de esta dolencia es fundamental para que profesionales de la salud como la Dra Viviana García puedan llevar a cabo los tratamientos más adecuados.

Acné no inflamatorio 

Este tipo de acné es el más común y suele comenzar en la pubertad, siendo más frecuente a partir de los 15 años tanto en niños como en niñas. Consiste en los pequeños puntos negros que aparecen principalmente en la frente, nariz y mejillas y no hay presencia de pus, ya que se relaciona con cambios hormonales que afectan directamente a las glándulas sebáceas, resultando en la obstrucción de los folículos pilosos.

El acné no inflamatorio se trata con cremas o lociones tópicas que ayudan a prevenir y eliminar el acné. También se recomienda el uso de jabones con azufre y ácido salicílico.

Acné pápula-pustulosa

Consiste en la presencia de granos redondeados, inflamados y que contienen pus.  Surge debido a la inflamación de las glándulas sebáceas por la proliferación de microorganismos. 

Para tratar este tipo de acné es fundamental no apretar los granos y seguir las instrucciones del dermatólogo, que puede indicar el uso de antibióticos y antimicrobianos.

Acné nódulo quístico

Se caracteriza por la presencia de nódulos internos debajo de la piel, en la cara, espalda y pecho, que son bastante dolorosos. Surgen generalmente debido a los cambios hormonales relacionados con la adolescencia o el período menstrual. 

Al igual que con el acné del tipo anterior, se recomienda no apretar el grano, ya que puede generarse una mayor inflamación, aumentando el dolor,  la incomodidad y el riesgo de infección.

El médico puede indicar el uso de antibióticos y lociones tópicas locales para disminuir el dolor y las molestias. 

Acné conglobata

Es un tipo de acné que se caracteriza por un conjunto de lesiones contiguas con pus, que pueden llevar a la formación de abscesos en la piel y a la deformación de la dermis.

En este caso, la mejor opción es consultar al dermatólogo para que se realice una valoración del acné y se pueda iniciar el tratamiento más adecuado, que en la mayoría de los casos se realiza con medicamentos específicos. 

Acné fulminante

Es una forma poco común de acné en la que, además de las espinillas, surgen otros síntomas como fiebre, dolor articular y malestar general. Suele aparecer en el pecho, la espalda y la cara.

El paciente debe consultar con un profesional de la salud para que le indique un tratamiento adecuado que puede incluir remedios orales, tópicos e incluso cirugías.

¿Residís en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires? En el enlace https://dravivianagarcia.com.ar/centro-estetica-palermo.html vas a encontrar información sobre un centro cerca de tu domicilio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *