Consejos para llevar a un bebé a un juego de béisbol

Publicado en Por admin

Puede parecer que llevar a tu bebé a un juego de béisbol es una locura, al menos hasta que sea mayor. Sin embargo, con una planificación anticipada, llevar a tu bebé a un juego de pelota, o cualquier evento deportivo, es completamente factible.

Si eres un aficionado a los deportes no debe ser un impedimento para disfrutar, la llegada de un nuevo bebé a la familia. Solo debes redactar rápidamente un “esquema de jugadas” para llevar al nuevo integrante del equipo al campo o la pista. Es normal tratar de evitar asistir a esos eventos con un bebe, pero al final del día, puede ser una experiencia maravillosa. Debes contar con los productos adecuados como los de Koalita y eso te deja listo para disfrutar tu día. Hoy te damos unos pequeños tips de cómo hacer que tu pequeño comparta contigo tu afición.

Prepara tu equipo

Tres artículos son imprescindibles: un bolso transparente, mochila ergonómica y un par de auriculares con cancelación de ruido para bebés.

Vivimos en un mundo donde las búsquedas de bolsos en las entradas de los eventos deportivos son la norma. Si bien muchos lugares harán excepciones para las bolsas de pañales, puede facilitarle la vida al personal del evento si inviertes en una mochila transparente y barata para usarla como «bolsa de pañales para eventos especiales».

Puedes hacer que entren fácilmente tres pañales, un pequeño paquete de toallitas húmedas de viaje, dos biberones, dos biberones de fórmula, un paquete pequeño de galletas para la dentición, un durmiente y un paño para eructar en una bolsa. No olvides llevar tu mochila ergonómica para tener al bebe cómodo en todo momento, si no sabes de lo que hablamos puedes entrar en https://www.koalita.com.ar/mochilas-ergonomicas/ y ver toda la variedad.

Para los juegos en lugares cerrados, debes tener un par de auriculares para bebés. La música de estos lugares es súper alta no es buena para los oídos de los bebés. Una advertencia: tu bebé intentará quitárselos. Espera un poco de batalla hasta que él o ella se acostumbre a ellos.

Establece expectativas reales

No esperes que su bebé o niño pequeño dure feliz de estar en el lugar, las nueve entradas, los tres períodos o los cuatro cuartos. El juego llegará a su hora de dormir, o se sentirán abrumados y comenzarán a comportarse mal. Los tiempos de espera de la televisión o las revisiones oficiales prolongadas podrían deshacer totalmente el tiempo que planificaste para el juego, y esto a veces significaba que solo pasarás la mitad del juego, y debes aceptarlo. Tan pronto como empiezan a ponerse de mal humor, debes irte del lugar. Si ya estás preparado para eso, no tendrás ningún problema.

Sin embargo, cuanto más a menudo vayas a los juegos, más tiempo podrás quedarte, a medida que tu hijo se acostumbre podrás disfrutar más cada visita al terreno. Llevar a su bebé o niño pequeño a un juego no es para los débiles de corazón, pero vale la pena intentarlo, especialmente en el verano. Seguro te encantará compartir el amor por los deportes con tu hijo, y esperar con ansias cada viaje que hacen juntos a el campo de juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *