¿Cómo se puede lograr una limpieza completa en casa?

En estos tiempos, donde la salud es algo que queremos proteger a toda costa, tenemos que entender la importancia de limpiar los espacios que habitamos. Después de todo, muchas de los virus, bacterias y diferentes microorganismos que pueden provocarnos algún tipo de problema suelen venir de la calle, tanto en nuestra ropa como en las zapatillas o zapatos que tenemos puestos.

La mejor manera de evitar enfermarnos es tener ciertas precauciones y recaudos. Para eso, armamos una pequeña lista de cosas que tenés que tener en cuenta a la hora de hacer una limpieza completa de tu casa y evitar cualquier cosa que pueda hacerte daño a la salud.

Pisos: Prioridad número uno

Cómo te contamos antes, una de las superficies que tienen contacto con la calle son los pisos de nuestra casa. Por supuesto no se trata de uno directo, sino por compartir el calzado que utilizamos cuando llegamos de la calle.

Según algunas de las empresas más importantes del rubro limpieza, como lo es Star Union, el mantenimiento de los pisos tiene un par de pasos. Lo primero es sacar el grueso de polvillo y de suciedad, lo cual se puede hacer con una escoba o una aspiradora.

Una vez que eso está hecho se puede proceder a hacer una limpieza húmeda; en general, esta consiste de un trapo húmedo con agua y algún tipo de líquido para desinfectar o simplemente limpiar este tipo de superficies. Lo recomendable es hacerlo en todos los pisos de la casa, ya que pueden acumular alguno de los microorganismos que pueden hacer mal a la salud.

En caso de que los pisos sean alfombrados, procurá hacer una limpieza con aspiradora la mayor de veces posible, y cada 6 meses hacer una en profundidad para asegurarte que nada quede entre las fibras.

Ninguna superficie debe quedar sin limpiar

Mesas, mesadas, mobiliarios. Las casas o departamentos suelen tener una enorme cantidad de superficies donde se puede acumular suciedad de cualquier tipo. Y, así como los pisos tienen que ser limpiados con asiduidad, estas partes de la casa son lo mismo. En este caso, el proceso suele ser mucho más simple porque se puede hacer con un trapo húmedo.

En general, los limpiadores en estos casos suelen usarse en casos específicos, como cuando se trata de alguna parte del baño o aquellos que contienen antigrasa y están pensados para utilizarse en la cocina. La idea es siempre asegurarse que ninguno de estos espacios quede sucio.

Arriba de los muebles

No hace falta vivir sobre una avenida para que nuestra casa se llene de polvo. Pero, si bien en general solemos verlo en cualquier tipo de mobiliario a la altura de nuestros ojos, no debemos descuidar la cantidades que se acumulan en las partes superiores del mismo.

Para evitar obviar esta parte, se suele recomendar contar con un plumero largo o con una escalera, la cual vamos a subir para asegurarnos de que no se nos pase de largo esa parte de la casa. En caso de que tengamos dudas, nunca es mala idea preguntarle a gente que sepa del tema para poder informarnos y  conocer más sobre cómo limpiar mejor nuestras casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *